Menu

Polaroid, la marca pionera de la fotografía instantánea

No me voy a extender mucho en la historia de Polaroid, en cuándo y cómo nace la marca porque eso, si no lo sabéis ya, podéis leerlo en muchos sitios en Internet como en la tan conocida Wikipedia por nombrar alguno.

Así rápido os digo que Edwin Land la inventa en 1943, la marca, porque las cámaras instantáneas aparecerían más tarde. Años antes el señor Land había creado el primer filtro polarizador y comienza comercializando gafas con cristal polarizado y después lo utilizaría en las cámaras. Pero lo gordo vendría en los años 70, en 1972 más concretamente, cuando introducen en el mercado una tecnología revolucionaria de revelado instantáneo dentro de la propia cámara. Es cuando aparecen esas cámaras maravillosas que todos los que tenemos unos años recordamos de nuestra infancia (bueno, algunos de su juventud).

Yo recuerdo cuando apareció por mi casa. El modelo de 1981, la Sun 600. La tenía mi abuelo y evidentemente no me dejaba manipularla no fuese a romperla (yo tampoco la hubiese dejado tocar mucho) y recuerdo la foto que me hizo con ella y que me pudo enseñar casi en el momento de hacerla. Una pasada.

Después como todo el mundo sabe, estás cámaras dejaron de ser populares y acabaron la mayoría de ellas abandonadas por sus dueños en lugares recónditos como son los trasteros. La mala gestión de la empresa unida a la llegada de la era digital casi las borra del mapa para siempre.

Pero para nuestra alegría un grupo de freakys estupendos se negó a que desaparecieran completamente. Así nace The Impossible Project.

The Impossible Project

(El nombre suena un poco a Iniciativa Dharma de la serie Lost, ¿a qué si?)

Basándose en las propias palabras de Edwin Land«No te embarques en un proyecto a menos de que sea manifiestamente importante y casi imposible» se embarcan en una aventura imposible para hacer que las famosas fotos de marco blanco y filtro de Instagram AUTÉNTICO no cayesen en el olvido.

En 2007 Polaroid anuncia que deja de fabricar los carretes que permiten el revelado instantáneo dentro de sus cámaras y por lo tanto cierra las fabricas que los producían. Horror, pensaría el austriaco Florian Kaps ya que es el que se pone manos a la obra y consigue salvar la última de ellas con su maquinaria.

Después se complica aún más el asunto ya que muchas de las empresas que suministraban los productos químicos también habían desaparecido y además muchos eran ilegales a día de hoy. Un lío. Así que tuvieron que reinventar la película y el proceso químico desde cero. Toda una odisea que explican ellos mismos en este vídeo que os recomiendo que veáis.

 

Las Polaroid hoy

Pues gracias a estos chicos se han podido salvar los 200 millones de cámaras Polaroid que se introdujeron en el mercado. The Impossible Project nos permitió usar de nuevo nuestra vieja cámara (la del abuelo) que había estado inactiva durante casi 25 años. Que nos dejó locos cuando funcionó a la primera como en los viejos tiempos. Una auténtica maquinada, nunca mejor dicho.

Así que cómo no íbamos a tener en nuestro Concept Market a la venta las cámaras Polaroid. Obviamente era algo que teníamos que ofrecer sí o sí. Las Cámaras restauradas por Impossible y la película Impossible claro está. Con todos sus nuevos formatos: de colores, nuevos marcos, ediciones limitadas…Tenemos de todo. Claro que sí.

Polaroid reinventada por Impossible Polaroid reinventada por Impossible Polaroid reinventada por Impossible Polaroid reinventada por Impossible Polaroid reinventada por Impossible

La nueva cámara Impossible l-1. La primera cámara analógica instantánea preparada para la era digital

Por supuesto después de reinventar la película, The Impossible Project, reinventa la cámara. No solo mejora algunos aspectos de las antiguas Polaroid sino que añade posibilidades nuevas. Podéis ver todas sus peculiaridades aquí y de paso si os animáis, comprarla. Os la recomendamos. Os va a flipar.

Así que para terminar os recomendamos que si sois dueños de una cámara Polaroid antigua que la desempolvéis, la carguéis de película nuevecita de Impossible y que disfrutéis haciendo un buen selfie analógico. Es una gozada os lo aseguramos.

Y si no tenéis una Polaroid. Ya estáis tardando en comprar una. (Refurbished por supuesto que molan más)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos de interés. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar